RUTA DEL QUIJOTE

VISITAS GUIADAS ALMAGRO
TURISMO ALMAGRO CREATIVO
VEN Y CONOCE ALMAGRO DE LA MANO DE UNA GUIA CERTIFICADA
AUTOCTONA DE ESTA TIERRA Y CON LA CERTIFICACION CALIDAD 2019 DE TRIPADVISOR
Slider

RUTA DEL QUIJOTE

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…” ¿Quién no reconoce el inicio de esta novela? Aunque no haya leído el resto de sus capítulos.

Pues allá que vamos a acompañar a Don Quijote en sus múltiples

PUERTO LAPICE

La visita de Don Quijote a Puerto Lapice, coincide con la primera salida de nuestro amigo Alonso Quijano, donde su única preocupación es armarse caballero para una vez sintiéndose ya armado caballero empezar su andadura en búsqueda de aventuras. Así llega a una venta y en medio del ventero y de los criados se hace armar caballero.

Visita de la Venta de Puerto Lapice, su Plaza Mayor y típica Manchega a dos alturas con soportales sujetos por postes de madera pintados en color de la tierra.

CAMPO DE CRIPTANA

Conocida población por sus famosos Molinos de Viento con los que arremetió nuestro Quijote, creyendo que eran gigantes.

En el último capítulo de la primera parte de la novela, se encuentra uno de los más reconocidos y significativos en la historia de nuestro caballero andante. Don Quijote y Sancho se acercan a un campo donde hay unos 30 molinos de viento y Don Quijote reaccionando rápidamente le dice a Sancho:

“Porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos mas desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos la vida….”

EL TOBOSO

Sin duda Patria Universal de la mujer más nombrada y amada por D. Quijote, que vino a llamar “Dulcinea del Toboso”

Seguiremos los pasos, entraremos a Toboso por donde lo hicieron Don Quijote y Sancho, haremos el mismo recorrido que hicieron ellos hasta llegar a la casa de Dulcinea, siguiendo los pasos que se narran en el Capitulo XI de la segunda parte del Quijote, donde Caballero y escudero llegaron a el pueblo en busca de la sin par Dulcinea, recorriendo sus calles y plazas llenas de encanto que nos llevaron sin duda a la Casa-Palacio de nuestra bella Dulcinea.

Mencionar el Museo Cervantino y la Iglesia Parroquial dedicada a San Antonio Abad.